Lincoln se enorgullece de ser un fabricante estadounidense de automóviles de lujo. Una división de Ford, produce sedanes, crossovers y SUV de lujo con la intención de combinar motores potentes y un diseño único. Sin embargo, de vez en cuando, los propietarios de un Lincoln se sentirán decepcionados por sus vehículos que les causan problemas o defectos graves. Cuando esto ocurre, es importante evaluar adecuadamente sus opciones y consultar con expertos sobre el proceso a menudo complicado de la ley del limón. Nuestros abogados experimentados le brindarán toda la información que necesita para ayudarlo a determinar el mejor curso de acción.

Contáctenos