Apenas cuatro meses después de tener su nuevo Chevrolet Equinox 2018, este cliente llevó el automóvil a reparar. La luz de control del motor se había encendido y no podía averiguar qué le pasaba a la camioneta. En la primera visita de reparación, el concesionario Chevrolet descubrió exceso de combustible en el cárter. Los técnicos reemplazaron varios componentes del motor, incluido el árbol de levas.

Desafortunadamente, continuaron los problemas con el Chevrolet Equinox de nuestro cliente. Unos 9 meses después, este cliente volvió a llevar el SUV a reparar. Esta vez, les dijo a los técnicos que escucha un golpeteo proveniente del motor cada vez que se enciende el aire acondicionado. El concesionario pudo recrear el problema y decidió reemplazar aún más piezas del motor.


Después de esa visita de reparación, nuestro cliente llevó el SUV a dos visitas de reparación más por el mismo problema: la luz de verificación del motor se había encendido. En ambas ocasiones, el concesionario descubrió aún más problemas con el motor del automóvil. Parecía que su única solución era reemplazar componentes del motor. Sin embargo, esto no resolvió los problemas.

Un nuevo problema del motor parecía aparecer en cada visita al taller de reparación. Nuestro cliente estaba extremadamente frustrado por tener tantos problemas con su nuevo SUV. Decidió investigar sus opciones legales y encontró a los Expertos en la Ley Limón.


Los Expertos en la Ley Limón determinaron que este cliente tenía un reclamo válido de la Ley Limón. Nuestro equipo pudo asegurarle resultados sorprendentes. El fabricante acordó recomprar el Chevrolet Equinox 2018 y reembolsar a nuestro cliente todo el dinero que había gastado en el Chevy limón, incluidos los honorarios legales. Estaba absolutamente encantado con el resultado. Para saber si califica para un reembolso de la ley limón, una compensación en efectivo u otro remedio, ¡Llámenos hoy!