Con solo 475 millas en el odómetro, este cliente comenzó a notar problemas de limón en su Chrysler Pacifica 2017 recién comprada. Notó varias luces indicadoras en el tablero del automóvil, incluida una luz de control del motor. El proveedor de servicios realizó varias pruebas e inspecciones. El Chrysler 2017 pasó solo un día fuera de servicio para esta reparación inicial.


Unos cuatro meses después, el Chrysler de nuestro cliente pasó la friolera de 47 días en reparaciones. Esta vez, nuestro cliente notó varios problemas preocupantes en su automóvil. Les dijo a los técnicos que el automóvil se apagaría al azar en una parada y se negaría a arrancar de nuevo. La puerta trasera derecha, el forro del techo y la escotilla trasera también parecían no funcionar correctamente. El concesionario Chrysler no pudo replicar los problemas del motor, pero realizó una actualización de software y reemplazó partes del techo corredizo.

Los problemas del motor Chrysler de nuestro cliente parecían empeorar con el tiempo. Unos meses más tarde, volvió a llevar la Pacifica a reparar. Le dijo al concesionario que el auto ahora se estaba parando y que estaba produciendo un ruido fuerte, como el de una motocicleta. También seguía teniendo problemas con la escotilla trasera del auto. Desafortunadamente, el distribuidor no pudo duplicar los problemas del motor durante esta visita.

El cliente llevó su Chrysler a una reparación final debido a más problemas estructurales: los problemas con la escotilla trasera del automóvil continuaron y una pieza de la moldura se separó cuando usó el techo corredizo. Nuestro cliente había lidiado con múltiples visitas de reparación largas en el transcurso de más de dos años y comprensiblemente estaba harto. Tras pasar más de 30 días naturales fuera de servicio por reparaciones, nuestro cliente empezó a investigar la posibilidad de que tal vez hubiera comprado un coche limón. Para obtener ayuda legal, se acercó a los Expertos en la Ley Limón.


Los Expertos en la Ley Limón lucharon enérgicamente contra Fiat Chrysler Automobiles (FCA). A cambio de la Chrysler Pacifica 2017 defectuosa, el fabricante de automóviles acordó reembolsar a nuestro cliente todo el dinero que había gastado en su limón. Con la ayuda de nuestro equipo, este cliente pudo presentar un reclamo de la ley limón con éxito contra el fabricante de automóviles y obtener la compensación justa que se merecía. Al igual que este cliente, su reclamo también podría resultar en un excelente resultado. Si cree que puede haber arrendado o comprado un limón, considere comunicarse con los Expertos en la Ley Limón para ver si califica para una compensación en efectivo, un automóvil de reemplazo o un reembolso de la ley limón.